El colmado se convierte en el muro de las lamentaciones por los altos precios de la comida

 

SANTO DOMINGO, DN/República Dominicana- Los precios de los principales artículos de consumo registraron este sábado distintas alzas en colmados de la ciudad de Santo Domingo, debido a la inestabilidad en los costos de la materia prima de estos bienes de primera necesidad.
 
“El huevo y el pollo experimentan una inestabilidad incontrolable a nivel de granja y a nivel de intermediarios, esto se debe a que la materia prima tiene una variación y no hay un control para regular los precios”, expresó el distribuidor de huevos, José Ovalles.
 
Agregó que no existen medidas para mantener una regularidad en los costos durante la semana, por lo que los precios experimentan alzas y bajas en los distintos establecimientos de dispendios de alimentos.
 
“Ni siquiera le avisan a los intermediarios acerca del precio al que se debe de vender los huevos, eso mismo pasa con el pollo”, precisó Ovalles.
 
El distribuidor explicó que el cartón de 100 unidades es comprado, a nivel de granja, a 210 pesos, los intermediarios lo adquieren a 250 pesos y el consumidor en los colmados obtiene la unidad a cuatro pesos.
 

Por su lado, el vendedor de pollos al detalle, Omar César, manifestó que, en su negocio, la libra de pollo cuesta 40 pesos, casi el doble del costo anterior. “Se vendía a 28 pesos la libra de pollo, pero ha aumentado casi la mitad del precio anterior, porque le quitaron la protección a los insumos de los granjeros”, puntualizó.
 
César, cuyo puesto se encuentra en el sector Mata Hambre,  comentó que en los puestos de Pollo Cibao se compra la libra de pollo vivo a 28 pesos, sin contar los costos de traslado, por lo que se ve obligado a incrementar el precio del pollo que vende en su pequeño establecimiento.
 
No obstante, otros artículos de primera necesidad aumentaron sus precios como el arroz, la habichuela, la leche, el aceite, entre otros. “Los precios varían cada semana, pero eso depende de cómo nos vendan los artículos”, dijo Juan Núñez, del colmado La Cobra, ubicado en el barrio capitalino El Manguito.
 
Durante un recorrido, efectuado por reporteros de Clave Digital,  a cinco colmados de sectores populares de la ciudad de Santo Domingo, se comprobó que los precios de los bienes de consumo básico no coincidían.
 
En el colmado La Cobra, del barrio El Manguito, el litro de leche Listamilk cuesta 50 pesos, el aceite Crisol de ocho onzas tiene un precio de 22 pesos, la libra de arroz 16 pesos y un sobrecito (60 gramos) de pasta de tomate La Famosa tiene un costo de 5 pesos.
 
Mientras que en la bodega Pimentel, del sector Mata Hambre, el litro de leche Listamilk tiene un precio de 55 pesos, el aceite Crisol de ocho onzas cuesta 30 pesos, la libra de arroz 22 pesos, la libra de habichuelas 40 pesos y un sobrecito (60 gramos) de pasta de tomate La Famosa tiene un costo de 8 pesos.
 
“Los precios siempre varían, mañana (los productos) pueden tener un costo mayor o menor, depende de la compañía que nos distribuye”, afirmó Alberto Montilla del colmado La Rotonda, localizado en la avenida José Contreras esquina primera de Honduras.
 
Los consumidores opinan
 
Los consumidores de artículos de primera necesidad expresaron, por otro lado, que “todo está muy caro”, no sólo los bienes alimenticios, sino también los pasajes del transporte público.
 

Don Omar César, vendedor de pollos al detalle.
Linda Valdez Zambrano/Clave Digital.
“Tienen que bajar los precios. El arroz caro, el aceite caro y el pollo caro esto es inaguantable, tienen que bajar todas estas cosas. El pasaje, también, súper caro, a 17 pesos. Aquí, la verdad, no hay control”, manifestó Carlos Valdez, consumidor del colmado Gladys, ubicado en el sector de Honduras.
 
Valdez sostuvo que el Gobierno debe de adoptar todas las medidas necesarias para estabilizar los precios de los artículos de consumo básico, pues la población “ya no aguanta más”.
 
No obstante, Dolores Frías, consumidora y propietaria de un salón de belleza del sector de Honduras, afirmó que no se debe culpar al Estado de todos los males sociales, ya que el aumento de todos los servicios se debe a circunstancias internacionales que escapan de la mamo del presidente Leonel Fernández. “A veces le echan la culpa al Gobierno de todo, pero esto no es problema sólo del Gobierno, sino mundial, siempre hay una gritadera de la gente”, puntualizó.
 
En tanto, la señora Esther Ortiz, quien se encontraba en los alrededores, observó el debate sorprendida y con prudencia se acercó: “señores, no se puede tapar el sol con un dedo, todo se encuentra por las nubes y hasta una botellita de aceite cuesta 30 pesos”. Y alejándose grito, en medio de un grupo de transeúntes de la avenida José Contreras: “ta’ mala la cosa. Si no se ponen los pantalones, e’ pa fuera que van”.
 
Luego, Carmen Paulino,  señora de edad avanzada, pidió desde su residencia en el Ensache la Paz que el Gobierno “haga lo que tenga que hacer, hasta un convenio” para que el arroz que consume con su familia no sobrepase los 12 pesos la libra.
 
“El arroz está muy caro. Un arroz que se vendía a 12 ahora está a 18 pesos. El Gobierno debe de hacer un convenio, porque esto seguro viene de la misma gasolina”, dijo de forma inocente doña Carmen.
 
Explicó que con frecuencia compra los bienes alimenticios más baratos, cuando el camión de la Secretaria de Estado de Agricultura llega al sector capitalino con sus combos alimenticios de una “funda llena de comida a sólo 100 pesos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s