¿Qué es la fibromialgia?

 De salud y otras cosas

 

POR CESAR MELLA

Se trata de un quebranto que se caracteriza por dolor y rigidez de intensidad variable en los músculos, tendones y tejidos blandos circundantes.

El término fibromialgia fue acuñado en el 1976 y proviene del latin fibra, del griego mio (músculo) y algia (dolor).

La padece del 3 al 6 % de la población mundial y se presenta más comúnmente en individuos entre los 20 y 50 años.

Se sabe que la enfermedad afecta más a las mujeres que a los hombres, en proporción de 9 a 1, es decir, de cada diez casos nueve son femeninos.

Aunque se estudia dentro de los reumatismos no es una afección propiamente articular, sino que el dolor se expande prácticamente a todo el cuerpo.

Su causa no se conoce. Sí se ha avanzado en las implicaciones genéticas que tiene el padecimiento, así como una íntima relación con las alteraciones químicas en el cerebro casi idénticas a las que producen la depresión nerviosa ej. alteración serotoninérgica.

El dolor que produce la fibromialgia es generalizado (todo el cuerpo), debilitante (adinamia) e incapacitante (astenia).

Los trastornos del sueño acompañan a una depresión de intensidad variable en la mayoría de los casos.

El ritmo intestinal se altera y las extremidades (brazos y piernas) se presentan con más rigidez de lo habitual.

La espalda baja, el tórax, el cuello y los muslos son las zonas predilectas para el ataque de dolor y rigidez.

La fatiga y el cansancio suelen acompañar a este padecimiento.

Una vez hecho el diagnóstico, que habitualmente lo formula un reumatólogo, un neurólogo o un psiquiatra, el tratamiento puede incluir una medicación antidepresiva como la duloxetina o la amitriptilina y un medicamento nuevo en el mercado que suele ser muy efectivo: la pregabalina.

La terapia fisica incluye un programa de estiramiento muscular  (pilates); la práctica de ejercicios de relajación (yoga). Los ejercicios aeróbicos guiados por un entrenador especializado son de mucha importancia.

Los analgésicos y las medicinas antirreumáticas y anti-inflamatorias no funcionan para tratar la enfermedad.

Hay reportes de que la hierba de San Juan  y las infusiones de marihuana pueden ser útiles en las crisis dolorosas.

La enfermedad suele seguir un curso crónico y con recaídas.

De modo que detrás de una mujer joven que no sale de una dolama (dolores corporales generalizados) y que la mayor parte del año está deprimida puede esconderse una fibromialgia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s