Cultura y turismo: asignatura pendiente de los dominicanos

Su potencial puede motorizar la economía cultural del país

El Palacio Virreinal Museo Alcázar de Colón se fundó como museo hace 50 años.

SANTO DOMINGO. Luis Mustelier, quien reside en Miami y viajó a Bávaro el fin de semana a hospedarse en un nuevo hotel cinco estrellas de esa zona, preguntó cómo era la capital dominicana y por qué la imagen que se vende en los medios internacionales va de las playas de Punta Cana a la pobreza de las ‘villas miserias’ del país.

Se le explicó que, por ejemplo, el Alcázar es quizás una de las construcciones más antiguas del Nuevo Mundo, que fue morada de Bartolomé Colón y del hijo del Almirante. Que aquí está la Catedral Primada de América, su primera universidad, que existen museos interesantes y galerías de arte, cuevas y sitios arqueológicos y un Teatro Nacional y tres orquestas sinfónicas y programación teatral y discotecas y que se acaba de celebrar la feria internacional del libro, que por otra parte República Dominicana forma parte ya del circuito de mercados de manera estable de las grandes estrellas del espectáculo.

Luis Mustelier no lo podía creer. Y entonces, ¿por qué uno no se entera de eso? ¿Por qué quieren tener a uno encerrado en un hotel sin conocer de verdad el país?, preguntó de nuevo.

Una buena pregunta

Todo turista busca conocer el país que visita. La mayoría de los espectáculos de entretenimiento que se desarrollan en los hoteles de Bávaro, padecen de un pecado capital: la falta de música en vivo, lo cual, además de brindar a través del leguaje auténtico de la música y los ritmos criollos la verdad de la cultura del país, se puede convertir en un motor económico del sector, al darle oportunidades de trabajo a músicos, más el pago de los derechos autorales.

¿Qué falta para ello? Primero, una legislación con su respectivo reglamento, que pueda aplicarse, así como en México, especialmente en Cancún, por ejemplo, donde existen instalaciones hoteleras de las mismas cadenas que en República Dominicana.

Segundo, una agencia adscrita a la Secretaría de Estado de Cultura, coordinada con la de Turismo, capaz de establecer lo que los hoteleros en muchos lugares llaman “opciones”, o sea, que incluya visitas con guías especializados y políglotas, a la capital, Santiago y otras ciudades y puntos de interés en el país.

La agencia, con buses propios y puntos de venta en los propios hoteles para ofrecer sus visitas y demás actividades, compartiría sus ganancias con el hotel de donde saca los turistas, y otra parte podría ir a cubrir las operaciones de la propia agencia y el mayor por ciento al sistema de la Cultura, léase la enseñanza artística, el necesario mantenimiento de los museos y demás instalaciones.

Festivales y congresos

Pocas agencias, salvo Quepe tours y alguna otra, explotan en el país este tipo de turismo. La realización hace par de semanas del Merengue Sound, el ya establecido Latin Music tour de agosto y otros proyectos, refrendan lo antes escrito. Sólo que en el caso de Quepe tours, comparte con Acroarte parte de sus ganancias.

Los festivales musicales o culturales son de los proyectos más nobles que motorizan el turismo cultural. Hay que trabajarlos con un año de antelación y aliarse con agencias turísticas de otros países que puedan apoyar con una promoción efectiva en la prensa y los medios locales. este tipo de eventos, bien organizados, son de los que mejor ayudan a promover una imagen del país, que logren ofrecer una imagen más objetiva y real del país, superior al deprimente espectáculo que ofrecen cadenas internacionales, donde casi solamente se relatan huelgas de camioneros, médicos, imágenes de violencia, pobreza, etc. La cual, gracias a Dios no es la única realidad que existe. El Santo Domingo próspero, por ejemplo, está inédito en las pantallas internacionales.

La capital pide a gritos un Centro de Convenciones donde puedan realizarse, congresos, talleres y seminarios nacionales e internacionales, presentaciones artísticas, espectáculos, etc. Sería una buena sede de eventos como el recién celebrado Festival de Percusión Katarey 2008, realizado en el extraordinario -insisto, extraordinario- Centro Cultural Narciso González de Villa Juana (centros como éste son modelos del desarrollo en pueblos del interior y comunidades).

¿Qué más falta? Pues, voluntad, comprensión, facilidades, sensibilidad para que esto pueda ser posible y no vuelva Luis Mustelier al país, pensando que todo es pobreza y monte y culebra, más allá de las playas espectaculares de Punta Cana.

Sugerencias de turismo y cultura

-Es imprescindible que los tecnócratas acaben de comprender que el sistema de la cultura puede aportar al erario público y su autofinanciamiento a través de dos actividades importantes estratégicamente con la promoción del país (la industria cultural y el turismo cultural). Hay países como España donde ambos elementos forman parte de los acápites que más aportan al Estado.

-Es necesario que el sistema de la cultura conste con su propia Agencia de Turismo Cultural, que a través de acuerdos con los propietarios y asociaciones de hoteleros, logre ejecutar un programa de visitas a museos, actividades artísticas y proyectos culturales comunitarios, etc; así como desarrolle, promueva y comercialice congresos y eventos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s